Hablemos de masturbación femenina

Beneficios de usar el Vinagre de Sidra de Manzana
23 agosto, 2018
Kink shaming: una «no tan nueva» forma de censurar
30 mayo, 2019

El sexo es un tema recurrente en las conversaciones femeninas. «¿Tuviste sexo ayer?» «¿Lo disfrutaste?» «¿Fue como te lo esperabas?»… pero, ¿nos detenemos a hablar de placer? Y especialmente, ¿el placer que nos damos nosotros mismos? Dicho de otra manera: hablemos de la masturbación femenina.

 

Durante muchos años la masturbación femenina ha sido un tema tabú. Incluso con mis amigas más cercanas era difícil poder contarles cómo eran mis experiencias al darme placer a mí misma; algo que nunca sentí con la masturbación masculina, que por otro lado, se explicaba y reforzaba bajo una necesidad física que tenían los chicos.

 

Pero, empecemos por lo primero: la culpa. ¿Quiénes de ustedes no han sentido culpabilidad con cualquier tema relacionado al sexo o al placer? Esto responde a varios arquetipos que existen alrededor de la culpa, según la doctora Mayra Rodríguez, quien hablaba en el podcast «Se regalan dudas»sobre la masturbación femenina. Acá la doctora menciona que existen dos: el arquetipo de la puta, o el de la persona que es libre y disfruta su sexualidad.

 

¿Tienes recuerdos de cuándo comenzaste a interesarte por la masturbación? Porque es algo que varía dependiendo de cada persona, y es por eso que hoy quiero compartir contigo varios casos, de forma anónima, para que entendamos que no es un proceso igual para nadie.

 

Anónimo:

«Yo vengo de un hogar en donde estaba muy censurado todo ese tema por nuestra religión (musulmana) entonces mi conocimiento sexual fue gracias a la investigación, conversación, ensayo y error. Cuando tenía unos 13 / 14 años, tenía una vecina que me llevaba unos 15 años. Ella me cuidaba y podría decir que éramos amigas. También notó que mi interés por chicos comenzaba a florecer, pero era algo de lo que no estaba permitido hablar en casa. Me convenció de no tenerle miedo al tema ni a mi cuerpo, que ya estaba en edad de explorarme a mi misma, y me aconsejó que tomara un espejito, me viera y comenzara a explorarme y conocerme. Al comienzo me sentí muy intimidada, pero tomé su consejo y lo hice. Eventualmente fallé al principio y perdí el interés, pero luego tomé un masajeador de espalda de mi mamá y pude ver estrellitas por primera vez.»

 

Esta historia me encanta, i mean, ¿quién de ustedes siquiera ha pensado en verse a sí misma con un espejito? Estoy segura que muy pocas lo han hecho.

Cuando comenzamos a explorar nuestro cuerpo (si es que lo hemos hecho) la construcción de nuestro entorno es muy importante para definir cómo nos vamos a sentir al respecto. Para muchos es sentir culpa, porque nos enseñaron en casa que la sexualidad o el placer no es algo que sea bueno. Otros sienten mucha facilidad porque han crecido en un ambiente donde se les permite explorar.

 

Anónimo:

 

«Mi primera vez fue algo que sucedió sin querer, rocé de una forma algo y lo que sentí me gustó. Continué haciéndolo pero mis papás me descubrieron y me regañaban, de hecho me vigilaban constantemente para que no lo hiciera. Esto me hizo sentirme muy culpable, me hizo sentir que era algo malo y dejé de hacerlo, porque me repetían constantemente que era muy pequeña para estar haciendo eso.»

 

La edad es un tema clave, ¿cuándo es ideal comenzar a explorarse? La respuesta es: ¡no hay edad! Porque cada quien podrá sentir esa energía o esa curiosidad a cualquier edad. Lo importante es la información, porque la masturbación ha sido tabú durante tanto tiempo, porque no es un tema del que las personas puedan hablar abiertamente sin sentirse culpables.

 

¿Qué podemos hacer para normalizar la masturbación?

 

Primero: explorarte, descubrirte y escucharte. Es así de sencillo, busca tu espejito, ve tutoriales y adentrate a este mundo del self-pleasure 😍 no te vas a arrepentir.

 

Segundo: Compartirlo. No temas a hablar de tus experiencias con personas que sientas la confianza, dejemos de tratarlo como algo que está mal, que viene de carencia o que no sabemos hacer. Hay mucha información disponible y estoy segura de que también existen las ganas. Así que la próxima vez, comparte tus experiencias, tus tips y ayuda a una amiga a que vea estrellitas también 🤩.

 

Nos encantaría que nos contaras más sobre tu experiencia en los comentarios de nuestros Instagram. Nos vemos por allá 😘