Individualidad en pareja ¿existe?

sobre cómo recuperar el amor por lo que haces
22 febrero, 2018
5 cosas que odié de cuando terminamos
7 marzo, 2018

Empecemos por lo básico

 

¿La individualidad en pareja existe?

 

«Yo soy yo, tú eres tú» hace algunos años descubrí que la filosofía de la Gestalt podía ser aplicada a la pareja. ¿Cómo? Entendiendo que somos diferentes, por más similares que puedan ser nuestros gustos actuales, nuestra crianza, background cultural y las experiencias que vivimos como individuos afectan -demasiado- nuestra percepción y por ende la manera en la que nos relacionamos con otras personas. Un ejemplo clásico de esto ocurre cuando dos personas debaten sobre una película, quizás a ambos les gustó pero por motivos totalmente diferentes. Entender que somos personas diferentes y venimos de mundos diferentes puede ser una bendición y esto aplica a todas nuestras relaciones, bien sea parejas, familiares, laborales o amistades.

 

Aquí viene lo complicado así que ¡presta atención! y es que cuando nos sacrificamos por complacer a los demás, nos fallamos a nosotros mismos. Pero cuando intentamos cambiar a los demás para que sean como queremos, les fallamos a ellos también. Podríamos decir que el truco está en «Vivir y dejar vivir», pero eso suena más fácil de lo que realmente puede ser. Por eso te dejo algunos consejos que me han funcionado y algunos graves errores que he cometido pero que me han enseñado mucho.

 

Error: Sacrifiqué todo de mi por mantener a otro feliz

 

He cometido este error (sin darme cuenta) en varios ámbitos de mi vida, con trabajo, amigos y por supuesto con una ex-pareja. Me consideraba a mi misma una «people pleaser» por que me encontraba siempre dispuesta a dejar que los demás se sintieran cómodos aunque eso significara mi propia incomodidad. ¡Grave error, amigas! Parte de crecer es aprender a negociar contigo misma y con los demás para encontrar un balance, un punto medio en el que todos los involucrados se sientan cómodos. Este tema, para mi, iba atado a una necesidad de auto-validación. Si después de mi «sacrificio» la otra persona era feliz, pues había logrado mi cometido. Suena muy noble, pero repite esta fórmula por 20+ años y se tornará muy cansón.

 

¿Qué hice? Para mantener mi individualidad aprendí a negociar y establecer límites sin cerrarme a experiencias nuevas. Si a tu S.O le encanta despertarse un domingo a las 7am para limpiar y a ti te gusta dormir hasta tarde: es el momento de negociar. Todo sea por conseguir un arreglo justo para todos. Quizás la solución es limpiar un domingo y el siguiente descansar, todo dependerá de las necesidades de cada uno. ¡Así que anímate! No hay nada más liberador que llegar a acuerdos libres de tensión (ni resentimiento) con esa persona.

 

Error: Descuidé mis gustos por compartir los de mi pareja

 

Esto es típico, muchas veces dejamos de hacer cosas que como individuos disfrutábamos por «incluir» a nuestra pareja y crear una nueva rutina. Apoyo 100% el hecho de crear nuevos espacios de pareja, pero eso no significa que debes anular tu individualidad. Yo soy yo, tú eres tú. Seguramente a bae no le molestará que veas una película sola (sobretodo si no es un tema de su interés), ni que te tomes un café con tus amigas. Este era un tema que me intimidaba mucho, pues sentía que si tenía una vida aparte le estaba fallando a mi pareja. ¡Vaya que estaba equivocada! Una vez que decidí independizar mis experiencias, mi vida en conjunto se vio afectada de manera positiva, tenía más temas de conversación, debates y puntos de vista firmes que me ayudaron a sentirme más cómoda con quien soy y empecé a recibir lo mismo de mi pareja. Entendí que la ecuación ganadora es: Mi mundo + Su mundo = ¡Magia! 8 años después, todavía nos sorprendemos y retamos de maneras muy divertidas.

 

Error: Fui egoísta

 

La vida está llena de cambios y todo cambio requiere de ensayo pero sobre todo error. Cuando entramos en un proceso de crecimiento personal y empoderamiento es muy fácil irse a los extremos cuando intentamos cambiar algo que sentimos que no está funcionando pero: La empatía iluminará tu camino. Si, es muy importante que nuestras necesidades estén en nuestro top de prioridades, sin embargo, no debemos descuidar a los demás, especialmente a nuestra pareja. Intentando cambiar dinámicas y patrones en mi, me di cuenta que de una forma muy egoísta estaba sacrificando la estabilidad emocional de mi pareja. ¡Injusto! si, pero en ese momento estaba más concentrada en quemar algunas etapas que pensé necesitaba. Pero tranquilas, no hay nada que con una buena y honesta conversación no se pueda solucionar. Cuando decidimos enfrentar la situación que ya nos estaba afectando como pareja llegamos a un acuerdo: Negociación 101 – Nos encontramos a mitad de camino. Lo que me permitió terminar de quemar mi etapa y compartirla con mi pareja.

 

Nadie dijo que tener vida en pareja era fácil, pero tampoco es difícil, por eso presta atención constantemente, quizás estos consejos no funcionen para todo el mundo, la verdad es que mucho depende de la actitud de los involucrados, pero para mantener tu individualidad cuando compartes la vida con otro lo más importante es que ambos se apoyen y se vean florecer como personas y como pareja.

 

Artículo escrito por nuestra colaboradora y diseñadora: Samah Abo